fbpx
RebelGym Madrid logo white
INFORMACIÓN DEL GYM

Modesto Lafuente 49, 28003 Madrid

Lunes a Domingo de 6:00 a 00:00h

912 792 988

info@rebelgym[dot]es

NEUROMECANICA Tag

¿Quiénes somos?
ANNA OLLÉ LLADÓ
Graduada en CAFE
Máster en Actividad Física y Salud
Certificada NM-L
Docente y clínica Neuromecánica Lab
JESÚS MARTÍNEZ MERCADO
Graduado en fisioterapia.
Certificado NM-L
Docente y clínico Neuromecánica Lab

¿Qué es Mapping Training System (MTS)?
Un sistema revolucionario de conseguir una mejor y más rápida recuperación post lesión y de mejorar
condiciones de dolor persistente.
Una forma muy efectiva de de prevenir lesiones e incrementar el rendimiento físico.
Un programa con un formato único y no invasivo, basado en principios puramente científicos que se
adapta total y constantemente a las necesidades de la persona.

¿Cómo funciona?
El objetivo de una sesión de MTS es valorar el estado de tu sistema neuromuscular. Mediante tests
musculares detectamos qué músculos de tu cuerpo que no se están contrayendo de una forma
adecuada, es decir, nos permite identificar qué no funciona. Con esta información, aplicamos las técnicas, herramientas y
principios más adecuados en cada caso para mejorar la fuerza y la función muscular.
Gracias a la optimización de tu sistema neuromuscular podrás llevar a cabo tus actividades diarias o tu
práctica deportiva de una manera más fluida y libre de dolor. Mejorarás tu fuerza y tu estabilidad
articular, ganarás amplitud del rango articular y notarás una mejora en tu calidad de vida.
Esto va de ciencia y ser diferente. De no perder nunca la curiosidad, de replantearnos
constantemente todo lo que hacemos y de comenzar de nuevo las veces que haga falta hasta
llevarte donde nunca hubieras imaginado.

Nuestra metodología
OBJETIVO FUNDAMENTAL:
Conocer el nivel de protección del sistema neuromuscular de los deportistas.

ANAMNESIS COGNITIVO-COMPORTAMENTAL
A nivel consciencia:
A nivel creencias:
Esto nos permite conocer tu nivel de dolor, molestias y detectar posibles y/o potenciales
amenazas (reales o percibidas) en relación al estado en el que te encuentras.

ANÁLISIS NEURO-BIOMECÁNICO DE LAS DISTINTAS ARTICULACIONES DEL CUERPO HUMANO
A nivel cinemático:
Valoración de tu amplitud de movimiento detectando qué músculos no son capaces de
contraerse adecuadamente.

A nivel cinético:
Evaluación de las capacidades contráctiles de los músculos

Activación muscular:
Observación de posibles alteraciones en el sistema nervioso como consecuencia de tu dolor,
lesión, inflamación o fatiga.

Movimiento:
Valoración del nivel de nitidez y la representación de los mapas corticales mediante
ejercicios de precisión y disociación.

OPTIMIZACIÓN DEL SISTEMA NEUROMUSCULAR
Aplicar técnicas, herramientas y principios para optimizar los déficits detectados en las dos primeras
fases. De esta forma conseguimos generar una activación neuromuscular y un posterior incremento
de la fuerza mejorando de la función muscular en su totalidad.
VALORACIÓN DE LOS RESULTADOS
En este estadio se realizan de nuevo las evaluación detalladas en las dos primeras fases para valorar
como el cuerpo asimila los estímulos aplicados. Esto nos permite trabajar con una absoluta
adaptabilidad y efectividad durante todo el proceso.

Nuestro objetivo es que cada sesión sea una suma constante de estímulos que generen seguridad, tanto a nivel mecánico como cognitivo. Así pues, se pretende conseguir una potenciación del sistema neuromuscular que permita generar cambios neuroplásticos adaptativos.

¿Alguna vez te has preguntado qué es el dolor?
“Cuando el dolor persiste y sientes que te está arruinando la vida, es difícil imaginar que pueda servir
para algo útil. Pero incluso cuando el dolor es crónico y horrible, duele porque el cerebro, de alguna
manera, ha llegado a la conclusión, normalmente de una forma inconsciente, de que estás bajo amenaza
o en peligro. La clave es descubrir por qué ha llegado a esta conclusión.”
Butler & Moseley, 2013

El dolor tiene la función de proporcionar un sistema de advertencia para proteger nuestro cuerpo de
cualquier daño. Por este motivo se trata de un mecanismo clave para nuestra supervivencia para
protegernos de estímulos y situaciones perjudiciales. Así pues, podemos entender el dolor como un
sistema de detección de amenazas.
Históricamente, el dolor ha sido visto como un proceso relativamente sencillo en el cual el daño y/o
lesión producido en los tejidos genera una experiencia dolorosa, lo que indica de una forma precisa cuál
es el estado del tejido. Sin embargo, más recientemente, y gracias al desarrollo de las técnicas de imagen
para estudiar el cerebro, se ha empezado a considerar que el dolor no proporciona una representación
precisa del estado de los tejidos, sino que está modulado por muchos otros factores. Esto incluye
creencias y experiencias previas, el estado de ánimo y las emociones, el entorno social y ambiental, el
estrés, la atención, la estimulación sensorial… Es una percepción que refleja las experiencias anteriores,
la situación actual y nuestro estado biológico actual.
Por todo esto, es muy importante tener en cuenta que el dolor es una experiencia multifactorial que
comprende tres componentes fundamentales:
Biológicos: aspectos relacionados con el daño en los tejidos y sus consecuentes alteraciones.
Psicológicos: actitudes, creencias, emociones, la capacidad de atención, las acciones relacionadas con el
dolor o la evitación del dolor, nivel de felicidad…
Sociales: situación familiar, entorno de amistades, ambiente laboral…
A medida que el dolor persiste más allá del tiempo normal de curación, los procesos neuroanatómicos y
neurofisiológicos que se producen en la experiencia del dolor pueden generar alteraciones a lo largo de
todo el sistema nervioso central. Esto significa que el dolor que experimentamos puede tener menos que
ver con el estado físico del tejido y, potencialmente, más que ver con el propio sistema de detección de
amenazas.
¿Entonces, qué puedes hacer?
Desafortunadamente, NO hay tratamientos mágicos para el dolor que funcionen para todos. Existe algo
mejor: la oportunidad de creer en un pensamiento diferente. Tu sistema te ha llevado a esta situación
dolorosa. Pero es tu mismo sistema el que puede conseguir que salgas de este estado de dolor.
Cuanto más trabajes los mecanismos que contribuyen a incrementar tu dolor, mejor te vas a sentir. Al
igual que tus músculos, tu sistema puede adaptarse y mejorar su capacidad de protección.
Por un lado, debes buscar un tratamiento que te permita identificar, corregir y entrenar TUS
posibles desequilibrios musculares, lo que te permitirá optimizar TU función muscular, acelerar tu
recuperación, moverte mejor, erradicar o disminuir tu dolor y rendir de un modo distinto.

Por el otro, busca qué es lo que mejora tus sensaciones de dolor y de rigidez. Tu cuerpo está diseñado
para ser fuerte, y a pesar de tu dolor, debes de confiar en él y en sus capacidades. Por eso, no debes de
dejar de hacer lo que te gusta. Nunca. Es importante.

10 CONCEPTOS CLAVE SOBRE EL DOLOR
1. EL DOLOR ES UN MECANISMO DE PROTECCIÓN
2. EL DOLOR ES NORMAL, PERSONAL Y REAL
3. APRENDER SOBRE EL DOLOR PUEDE AYUDARTE A MEJORAR TU SITUACIÓN Y LA DEL
RESTO DE LA SOCIEDAD
4. EL DOLOR Y EL DAÑO EN LOS TEJIDOS TIENEN POCA RELACIÓN
5. TENEMOS SENSORES DE AMENAZA, NO DE DOLOR
6. EL DOLOR SE BASA EN EL CONTEXTO
7. EL DOLOR DEPENDE DEL EQUILIBRIO ENTRE LA SEGURIDAD Y LA AMENAZA
8. EL DOLOR IMPLICA UNA ACTIVIDAD CEREBRAL DISTRIBUIDA
9. SOMOS BIOPLÁSTICOS: SIEMPRE PODEMOS MEJORAR
10. LAS ESTRATEGIAS DE TRATAMIENTO ACTIVO SON LAS QUE PROMUEVEN LA
RECUPERACIÓN

Contacto:
sesiones@neuromecanica.com
656669531 / 615865326